MARCOS 12: 29-31 Mar 12:29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Mar 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Mar 12:31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
   
  PAGINA PERSONAL DE YASSER BARROSO. JESUCRISTO LE BENDIGA
  Varios sobre madurez
 


"Esfuérzate y sé valiente" (Josúe 1:6).

David Livingstone pasó dieciséis años en África y sabía que
corría muchos riesgos. El hombre blanco era cercado por
bravos y hostiles nativos en el corazón de aquel continente.
Él corría peligro de vida y llegó a considerar abandonar
todo, fugándose de aquel local en una noche. Pero algo
aconteció que lo hizo cambiar de idea, llenándolo de paz
delante de aquélla situación peligrosa. El hecho fue
registrado en su diario, en el día 14 de enero de 1856:
Sentí mi espíritu turbado cuanto a mi deseo de ver el
bienestar de esa grande región. Pero yo leí que Jesus dijo:
"Todo poder me ha sido dado en el cielo y en la tierra. Ide
y enseñéis la todas las naciones. Y se recuerde, yo estoy
con usted siempre, hasta lo último de la tierra". Es la
palabra de un caballero del más rígido y sagrado honor, ¡y
mí vida tuvo un propósito! Yo no me retiraré más ésta noche,
como pretendía. ¿Un hombre cómo yo venía a fugar? ¡No! Tengo
de proseguir. Yo me siento bastante tranquilo ahora,
¡obligado Señor!

Nuestra vida es constituida de sueños y desafíos. Ni siempre
las cosas serán simple y, muchas veces, exigirán coraje y
determinación en nuestra perseverancia. Dios no nos prometió
dar todo fácilmente, embrollado en paquetes dorados y con
lazos de cintas. Él apenas nos garantizó que estaría a
nuestro lado y que, al final, seríamos victoriosos.

Las grandes conquistas son precedidas de grandes esfuerzos,
de una fe inabalável y de una determinación completa. Si
miremos para las dificultades, para los riesgos de fracaso,
para los chascos y caídas ya enfrentadas, fatalmente
pensaremos en desistir y abandonar los sueños. Pero el Señor
Jesus estará a nuestra frente y podremos oírlo repetir
cuántas veces son necesarias: "Sé valiente... crea... ¡Usted
va a conseguir!"

El misionero Livingstone no se dejó vencer por las
circunstancias contrarias y siguió enfrente. Él venció,
realizó sus sueños, Ha sido muy bendecido en África y dejó
allí un número incalculable de personas benditas. ¡El mismo
acontecerá con usted!


-------


¿Qué Hacer Del Fracaso?

"Levántate, resplandece..." (Isaías 60:1)

El Apóstol Paulo falló; Pedro falló; todos los doce
apóstoles fallaron. David, el Mayor rey de Israel, "un
hombre según el corazón de Dios", falló. Moisés, gigante
entre los Israelitas, que dio la Ley, libertador de su
pueblo, falló. Jacó, padre de Israel, falló; Isaque, hijo de
la promesa, falló. Abraão, padre de la fe, modelo de
aquéllos que son íntegros y fieles, falló. Hasta nuestros
primeros padres, en su perfección humana, fallaron. ¿Quién
no falló? Fallar no es el problema y sí lo que se hace
después del fallo. Quien haga del fracaso un punto final es
un fallido. Aquél que ve en el fracaso una escuela del
Espíritu deja que el fracaso contribua para su crecimiento
en Cristo.

La Palabra de Dios está repleta de ejemplos de grandes
hombres que experimentaron momentos de fallos y chascos.
Eran hombres y, por tanto, tenían sus errores. Pero Dios les
amaba y superaron los fracasos y se volvieron victoriosos en
la fuerza del Señor.

¿Sería diferente con nosotros? ¿Podríamos nosotros ser
perfectos y sin errores? Claro que no. Por eso Jesus Cristo,
nuestro Señor y Salvador, vino al mundo y murió en la cruz
para traernos regeneración y para aproximarnos nuevamente de
la presencia santa del Padre.

Hay un dictado popular que dice: "Errar es humano y
persistir en el error es estupidez". Espiritualmente
podríamos decir: "Errar hace parte de la naturaleza humana,
pero reconocer el error y pedir perdón a Dios nos lleva
nuevamente a la santidad y nos hace lograr, por los méritos
del Señor, la herencia celestial que nos ha sido preparada
desde la fundación del mundo".

Los fallos y fracasos delante de Dios no deben ser el punto
final de nuestros objetivos. Debemos siempre estar
dispuestos a levantar y seguir enfrente. El Señor estará
allí para nos ayudar. Los fracasos serán olvidados y las
conquistas prevalecerán. Los pecados serán perdonados y la
alegría de estar con Dios permanecerá por todo el eternidad.

Use sus fracasos como estímulo para alcanzar las victorias
anheladas.

----------------

Cuando Luciano Pavarotti era un niño, su abuela lo ponía con frecuencia en su regazo y le decía: "Serás grande ya lo verás" . Sin embargo, ¡Los sueños de la abuela era ver a Luciano convertido en un gran banquero!

En vez de ello Pavarotti fue maestro. Enseño por un tiempo en un colegio primario, cantando algunas veces en ocaciones especiales. Su padre fue el que lo motivo a desarrollar su voz, reprendiendolo cada ves que cantaba por debajo de su pontencial.

Finalmente a los 22 años, Pavarotti dejó de enseñar... Para vender seguros. Continuó buscando algo estable en donde pudiese apoyarse financieramente, en caso de no tener éxito en el mundo de la música. El negocio de los seguros le permitió tomarse tiempo para tomar lecciones de canto y el resto es historia.

La estrella de la ópera dijo una vez en una entrevista: "Estudiar canto fue el momento del cambio en mi vida. Es un error seguir en la vida el camino seguro".

Agregando con un guiño es sus ojos: " Mi Maestro me preparó. Pero ningún maestro me dijo jamás que iba a ser famoso. Solo mi abuela lo hizo"

Se necesita valor para dejar un puesto que se considera seguro y comenzar en una nueva dirección. Pero si no se atreve a arriezgarse, nunca se dará cuenta de su potencial ni sabrá lo que Dios quiso que usted fuese.

"El hombre no puede descubrir nuevo océanos antes de tener la valentía de perder de vista la orilla"

Mateo 14:29
...Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús...


------------------------

La Biblia y el Celular
 
¿Se imaginan que pasaria se trataramos a nuestra Biblia de la misma forma en que tratamos a nuestro celular?
¿Y si siempre cargaramos nuestra Biblia en la cartera, en el maletin, en el cinturon o en el bolsillo del traje?
¿Y le dieramos una ojeada varias veces al dia?
¿Y nos volvieramos para buscarla cuando nos la olvidamos en casa o en la oficina?
¿Y si la usaramos para enviar mensajes a nuestros amigos?
¿Y si la tratasemos como si no pudieramos vivir sin ella?
¿Y si la dieramos de regalo a los chicos, para su seguridad y para estar comunicados con ellos?
¿Y si la lleváramos cuando viajamos, en caso de necesitarla como auxilio y ayuda?
Al contrario del celular, la Biblia no se queda sin señal jamas!!
Nos podemos conectar con ella en cualquier lugar.
No precisamos preocuparnos por la falta de credito, porque Jesus ya pago la cuenta y los creditos no tienen fin.
Y lo mejor de todo: no se corta la comunicacion y la carga de bateria es para toda la vida!!
' Busca al Señor mientras puede ser hallado, llámenlo porque está cerca '. (Is 55:6)*
 
A CONTINUACION UNOS TELEFONOS DE EMERGENCIA:
Cuando estes triste, marca Juan 14.*
Cuando las personas hablen de ti, marca Salmo 27.* Cuando estes nervioso,marca Salmo 51.* Cuando estes preocupado, marca Mateo 6:19,34.* Cuando estas en peligro, marca Salmo 91.
Cuando Dios parece estar lejos, marca Salmo 63.* Cuando tu fe precisa ser fortalecida, marca Hebreos 11.* Cuando estes solitario y con miedo, marca Salmo 23.* Cuando estes duro y critico, marca 1 Corintios: 13.* Para saber el secreto de la felicidad, marca Colonenses 3:12-17.* Cuando te sientas triste y solo, marca Romanos 8:31-39.* Cuando desees paz y descanso, marca Mateo 11:25-30.* Cuando el mundo parece mas grande que Dios, marca Salmo 90.*

------------------------

 
  Hoy habia 26 visitantes (30 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis