MARCOS 12: 29-31 Mar 12:29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Mar 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Mar 12:31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
   
  PAGINA PERSONAL DE YASSER BARROSO. JESUCRISTO LE BENDIGA
  Gran destrucción en Iglesias y casas por el HuracAn Gustav
 

Gran destrucción en Iglesias y casas por el Huracán Gustav.

 



Para ver fotos: http://www.new.facebook.com/album.php?aid=58804&l=f21e4&id=527332391; para ver cómo ayudar a Cuba desde México: http://www.yasserbarroso.es.tl/ASISTENCIA-HUMANITARIA-PARA-CUBA-s-2-NOTAS-SOBRE-LOS-DA%D1OS-DE-HURACAN-IKE.htm

Los daños por "Ike" en Cuba aumentarían a los 10.000 millones de dólares

12:04 p.m.
LA HABANA (DPA) - Las cifras de los daños causados por el paso del huracán "Ike" por toda Cuba apenas una semana después de que "Gustav" devastara el occidente de la isla no dejan de aumentar, con cálculos independientes de hasta 10.000 millones de dólares que auguran tiempos más que difíciles para la Mayor de las Antillas.

El viceministro de Agricultura, Alcides López, estimó en 700.000 las toneladas de alimentos "afectados" por los huracanes, informa hoy la prensa, con daños especialmente severos en cultivos como el plátano, "demolido casi totalmente", reseña el diario "Granma".

Tan sólo en las orientales provincias de Holguín y las Tunas las plantaciones están dañadas al 80 y 90 por ciento, destaca.

"Juventud Rebelde" por su parte recuenta daños en 550 instalaciones de la ganadería, el porcino y las aves, además de la pérdida de 12.000 toneladas de carne de cerdo y 350.000 latas de café. Estos daños se unen a los registrados la semana pasada en las occidentales Pinar del Río e Isla de la Juventud por el huracán de categoría cuatro "Gustav".

Según un informe de la oficina local de Naciones Unidas, "Gustav" provocó la destrucción total o parcial de 113 vaquerías y lugares de ordeño, la muerte de 141.000 aves, la pérdida de 20.000 toneladas de hortalizas, 6.400 de granos y 16.000 de frutales, así como daños a 11.000 casas de curación, el lugar donde se se secan las hojas del tabaco, uno de los principales ingresos de la isla.

El director regional de la ONG Agro Acción Alemana, Richard Haep, indicó en conversación con dpa que, en general, el 75 por ciento de la agricultura de toda la isla sufrió algún tipo de daños y estimó las pérdidas del país por los dos violentos ciclones en al menos 10.000 millones de dólares, un cálculo, subrayó, "conservador".

Una cifra que supondría casi la quinta parte del producto interno bruto de Cuba del año 2007. El viceministro cubano explicó la víspera que la "estrategia" que seguirá el país en materia agrícola será "no sólo sembrar lo que se perdió, sino también lo que toca en estos momentos del año".

"Tenemos que cosechar productos que estén aptos para la población en breve tiempo y recuperar lo que sea posible", subrayó.

Por su parte, el presidente del Instituto Nacional de Reservas EStatales (INRE), Carlos Lezcano, aseguró que se están movilizando todas las reservas materiales "sin excepción" para "asegurar las necesidades del pueblo".

Con todo, Agro Acción Alemana advirtió de una situación "verdaderamente difícil" para la isla en cuanto al aprovisionamiento alimentario y habitacional.

"Las reservas estratégicas cubanas estarán agotadas pronto debido a la extremadamente alta demanda de restitución de infraestructura pública, con la prioridad en las escuelas, los hospitales y la energía eléctrica, así como los suministros alimentarios a casi toda la población del país", alerta un informe de la ONG germana.

De acuerdo con el comunicado de Agro Acción Alemana, que desde hace 15 años realiza 36 proyectos agrícolas en todo el país, los daños provocados "dejan al país vulnerable a la inseguridad alimentaria a escala nacional por los próximos seis meses".

"Tras los huracanes, toda la agricultura parte de cero. Son necesarias inversiones iniciales, hay que reconstruir la infraestructura productiva, hay que proporcionar semillas para que los agricultores puedan volver a producir y, sobre todo, hay que crear las condiciones para que puedan volver a producir", explicó Haep a dpa.

"Además, se necesitan inversiones masivas y en estos momentos no está claro de dónde va a salir el dinero para ello", subrayó.

El "golpe muy fuerte" a la agricultura, como lo definió en días pasados un alto funcionario, se produce además en momentos críticos de la economía cubana.

El presidente Raúl Castro había elevado la necesidad de "producir más" a la categoría de "máxima seguridad nacional", en vista del creciente precio de los alimentos en el mercado internacional, en el que Cuba tradicionalmente adquiere el 84 por ciento de los productos básicos que consume.

"Si Cuba entra en una crisis alimentaria, tendrá que importar alimentos, pero internacionalmente no tiene línea de crédito", advirtió al respecto el experto alemán Haep.

A los daños en la agricultura se unen los sufridos en las viviendas e infraestructura de todo el país. Más de 320.000 viviendas en toda la isla sufrieron daños por los dos huracanes. De ellas, unas 30.000 quedaron totalmente derrumbadas, de acuerdo con cifras oficiales.

Tan sólo en La Habana, donde "Ike" sólo tuvo efectos secundarios, se registraron hasta el momento 153 derrumbes, 37 de ellos totales, causando una de las siete víctimas mortales registradas oficialmente en toda la isla. Poblaciones que sufrieron el embate directo de "Ike", como la localidad holguinera de Banes, quedaron totalmente arrasadas.

Los problemas habitacionales se producen en un momento malísimo también en este sector, en el que Cuba tiene un déficit acumulado de viviendas de un millón de casas y unos planes de construcción que rondan las 50.000 anuales.

La infraestructura eléctrica y de comunicaciones también sufrió extensos daños y, a pesar de la premura en las reparaciones, todavía están sin electricidad ni teléfono amplias zonas del país, incluidas algunas localidades 


------------------------------------


Pinar del Rio, Cuba - En recorrido por el distrito de Pinar del Rio, pudimos ver como el Huracán Gustav causado grandes daños en esa provincia. Pasamos por Soroa, Los Palacios, Paso Real, Herradura, Entronque de Herradura y San Diego.

El daño es mucho. Muchas casa fueron destruidas y otras perdieron los techos. Muchos de los templos fueron dañados. Es una zona donde las casas son de madera o de construcción antigua. Las personas no tienen agua, electricidad, ni comida. Perdieron muchas de sus pertenencias; camas, colchones.

El templo de entronque de Herradura perdió todo el techo, ahora está sobre los bancos y sillas. Están preocupados porque la estructura que aguanta las paredes no está y podrían caerse también. El pastor de Los Palacios nos cuenta que fue algo terrible. Allí casi todas las personas del pueblo tienen problemas con sus viviendas. Los depósitos donde tenían el agua han caído.

El pastor de San Diego nos decía: “quieren saber donde pase el huracán, dentro del escaparate”. El, su esposa y su hija permanecieron allí todo el tiempo. Era el lugar más seguro. Solo un milagro de Dios los salvo, ya que las paredes están partidas.

El Obispo y un equipo de hermanos estuvieron entregando comida a los pastores, pero fue muy doloroso no tener recursos para poder ayudar a todas las otras personas que nos miraban, que solo tenían coco para comer. Inmediatamente se llevo un ómnibus lleno de pan y carne en conserva para distribuir a todo el pueblo.

Pedimos oración por estas personas y por los pastores que no se han movido de sus lugares para cuidar la Iglesia.

Si alguno siente de Dios enviar recursos para estos hermanos, sera bien recibida. Escribanos a metodistaencuba@enet.cu o llámenos al 537-833 2399 ext. 117 (53 es el código de Cuba, 7 de C. Habana)


-----------------------------------------------------------

TAMBIÉN PUEDEN CONTACTAR A LA CONVENCIÓN BAUTISTA EN CUBA: cbcocc@enet.cu, vsggcbc@enet.cu>, veydilo@yahoo.com

 

Gerardo Arreola

La Jornada

 

 

El huracán Gustav era evaluado hoy como el más destructivo de los últimos 50 años en Cuba. No causó muertes pero, según los primeros reportes oficiales, descargó un durísimo golpe económico por la destrucción de infraestructura eléctrica y de comunicaciones, vivienda y cultivos, así como daños aún sin precisar en centros turísticos y en el tabaco de exportación, que en esta época está en etapa de procesamiento bajo techo.

El fenómeno lanzó el peso principal de su fuerza sobre un corredor que se inicia en la Isla de la Juventud (suroeste del país) y cruza en diagonal entre la ciudad de La Habana y la de Pinar del Río, capital de la provincia del mismo nombre.

La bien aceitada Defensa Civil, un aparato político-militar con experiencia en evacuaciones masivas, replegó a más de 467 mil personas que habitan en las zonas más vulnerables. Sólo así se explica que no hubiera muertos al paso de una masa de energía tan agresiva.

En la población de Paso Real de San Diego, unos cien kilómetros al este de La Habana, hubo rachas de viento que llegaron a 340 kilómetros por hora. El meteorólogo José Rubiera dijo que, cuando recibió el primer informe de ese caso, pensó que era un error por su desmesura.

En la Isla de la Juventud el huracán levantó vehículos que salieron volando, reventó tinacos, arrancó puertas y ventanas y dejó numerosas calles bloqueadas por los escombros. Una embarcación voló desde su puesto de amarre en el puerto hasta el interior de la ciudad de Nueva Gerona. Toda la infraestructura eléctrica quedó destruida en este territorio de 86 mil habitantes (menos de uno por ciento de la población total del país).

En las provincias de Pinar del Río y La Habana (que rodea a la capital) y la Isla de la Juventud, cayeron torres de transmisión de radio, televisión y telefonía celular y al menos 600 postes del sistema eléctrico.

En la provincia de La Habana, que abastece de comida a la capital, se consideraban perdidas más de 3 mil 700 hectáreas de frutales.

Sólo en Pinar del Río se computaban el domingo 86 mil viviendas dañadas, en su mayor parte con derrumbe total, muy por encima de las 50 mil previstas para construirse este año. En la misma provincia había 136 torres de alta tensión derrumbadas. Esa región es la principal productora del tabaco de exportación, que recibió daños en unas 3 mil 500 casas de procesamiento de la hoja.

En las cercanías de la Isla de la Juventud está el islote turístico de Cayo Largo del Sur, que también resultó con daños en su entorno natural.

Esta noche la Isla de la Juventud, la mayor parte de las provincias de Pinar del Río y La Habana y una porción de esta capital aún permanecían a oscuras.

------------------------------------------------------------------------------------------------------- <v:imagedata o:title=" AIN" src="file:///C:UsersBETASE~1AppDataLocalTempmsohtmlclip1

para ver cómo ayudar a Cuba desde México: http://www.yasserbarroso.es.tl/ASISTENCIA-HUMANITARIA-PARA-CUBA-s-2-NOTAS-SOBRE-LOS-DA%D1OS-DE-HURACAN-IKE.htm

 
  Hoy habia 14 visitantes (24 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=