MARCOS 12: 29-31 Mar 12:29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Mar 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Mar 12:31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
   
  PAGINA PERSONAL DE YASSER BARROSO. JESUCRISTO LE BENDIGA
  La historia de la guerra entre Dios y satanás
 

La historia de la guerra entre Dios y satanás

por Eros Pasquini
(Primera parte)

La astrología, el esoterismo, el tele-tarot, el disque —ángel —como el actual reavivamiento del ocultismo es, apenas, una de las fases de la guerra continúa entre Dios y Satanás.

Una vez culminada la creación, uno de los ángeles más elevados se tornó tan orgulloso de su inteligencia y poderes que se engañó al punto de llegar a pensar que podría derribar a Dios de su reinado soberano (1 Timoteo 3:6; probablemente Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:11-17). El soñaba con establecer su propio reino para guerrear y, eventualmente, destruir el reino de Dios. A pesar de sus osados y audaces planes, él jamás pasó de ser una criatura de Dios.

Satanás fue, entonces, expulsado del cielo, habitó en la tierra y se dedicó a seducir al otro súbdito del reino de Dios: el hombre, a quien Dios le delegó el rol de ser el gerente de la creación en la tierra. Habiendo tenido éxito en seducir al ser humano, Satanás pasó, aunque por un tiempo limitado, a reinar sobre este mundo. Aunque Dios pudo haber vencido la rebelión de Satanás cuando tuvo su inicio, Dios escogió no hacerlo y Sus planes incluyen el futuro. En esto reside el propósito final de Dios en la historia: demostrar Su soberanía.- Dios hará esto, restaurando el mundo actual a la condición básica que tenía antes de la caída del hombre.

El relato bíblico describe a Satanás haciendo de todo para poder conquistar, en definitiva, el reino de Dios ("seré semejante al Altísimo"), y en cada embestida suya la Biblia describe a Dios contraponiéndose sólo lo suficiente, conforme a Sus propios criterios.

Ocasionalmente, Dios y Satanás intervienen directamente en la historia, pero sus objetivos son llevados a cabo, con mucha frecuencia, a través de agentes intermediarios —ambos inducen y se valen de acciones de hombres, naciones y ángeles para sus propios propósitos.

Fue así durante todo el período de la historia humana relatado por la Biblia y también fue así durante el primer siglo de la Iglesia hasta la Reforma. Pero difícilmente nos detenemos para analizar la historia a partir de la Iglesia del primer siglo, cuando cesaron los escritos bíblicos, y dejamos de percibir que Satanás continuó luchando ardua y persistentemente.

Al publicar el Edicto de Milán, en el año 313, acabando con la persecución oficial al Cristianismo en el Imperio, Constantino oficializó el Cristianismo como la religión del Imperio y ese fue uno de los cambios de táctica del enemigo: "Si no puedes contra tu enemigo, únete a él", dice el proverbio popular. El no consiguió derrotar el fervor del Cristianismo en los dos primeros siglos. . . pero cuando el Cristianismo se instituyó como la religión oficial, la Iglesia incorporó mucho de la mundanalidad y del paganismo de la época, llegando a matar muchos de los que se le oponían,(Apoc.17:3-6).

No fue sin razón que Dios levantó hombres como Lutero y Calvino. . . vino la Reforma y con ella surgió el Protestantismo que comenzó a crecer, y crecer, y Satanás quedó preocupado. . .

El crecimiento del Protestantismo presentaba dos amenazas a los planes de Satanás. El tenía que:

a)-Impedir que la Iglesia Romana se convirtiera al Protestantismo.

b)-Acabar con el Protestantismo (que predicaba el verdadero evangelio y se libraba de buena parte de la apostasía de la Iglesia Romana)

Satanás se valió de una onda de fervor religioso que comenzó en la Iglesia Romana, como respuesta a la Reforma, que se le conoció como la Contra-Reforma: Una de sus fases importantes fue el Concilio de Trento (1545-1263), que aunque había introducido algunas reformas saludables, se mostró comprometido con el error al reafirmar algunas doctrinas antiguas:

La justificación por medio de la fe más obras subsecuentes;
Los siete sacramentos = canales de gracia;
La Cena del Señor = un sacrificio;
La tradición de la Iglesia con la misma autoridad que las Escrituras.

Así como también:

a) Los libros apócrifos fueron declarados canónicos,

b) Las creencias del Catolicismo Romano fueron transformadas en dogma, "prendiendo" a sus seguidores, garantizándole a Satanás el éxito para que la Iglesia Romana no se volviera a los principios del Nuevo Testamento;

c) Se creó la Orden Monástica de los Jesuitas, consagrada a luchar contra el Protestantismo y a difundir la "fe católica" -inclusive para el Brasil,

d. Fue instituído el Indice-lista de libros Protestantes prohibidos para los católicos; y

e. Los gobiernos controlados por la Iglesia Romana se propusieron aniquilar la fe de la Reforma, a través de la persecución. El gobierno español estableció la Inquisición en España y Holanda, reino de terror que ejecutó por lo menos 17.000 personas. En Francia el gobierno persiguió a los Hugonotes -fueron 8 guerras sangrientas entre 1559-1598. Entre 10 y 20 mil personas fueron masacrados el Día de San Bartolomé, en 1572, evento que fue celebrado por el Papa Gregorio XIII con una misa de acción de gracias -aún hoy existe, en la llamada Sala Régia del Vaticano, una pintura encomendada por Gregorio XIII para conmemorar la masacre, con la inscripción:"El Papa aprueba la matanza de Cologne". En Inglaterra, la reina María Tudor (1553-1558), más conocida como María Sanguinaria, ejecutó a 300 pastores protestantes y desterró a los demás. Cuando Elizabeth restauró un Protestantismo moderado, el Papa promovió el entrenamiento de jesuitas para una especie de lucha de guerrillas en Inglaterra.

Convenció al rey español de atacar a Inglaterra con la "invencible" Armada Española, en 1558: hubo una derrota fragorosa donde factores, más allá del control humano, pesaron mucho con el tiempo. Con esto Dios derrotó el poderío naval del mayor aliado de la Iglesia Romana y estableció a Inglaterra como campeona del Protestantismo en Europa, lo que ayudó al Protestantismo también en Holanda. No se cuantos de ustedes prestaron atención a la letra de los himnos nacionales en la Copa, pero el de Holanda hace referencia a esto!

En 1609, Europa estaba dividida entre dos campos armados: Protestantes y Romanistas. Por razones políticas y religiosas, se originó la Guerra de los Treinta Años(1618-1648), siendo que el Luteranismo y el Calvinismo con confirmaron como religiones conocidas a través de la llamada Paz de Westfalia. Terminó la Era de la Reforma y la persecución sistemática. Dios había preservado el Cristianismo de la destrucción externa.

Escarmentado Satanás por muchos años de experiencia, de ahí en adelante, procuró liquidar el Protestantismo internamente. Algunos grupos Protestantes, para garantizar fidelidad a lo que creían y enseñaban, comenzaron a perseguir, de la misma forma sangrienta que otrora lo había hecho el Romanismo a todo aquel que se oponía a la creencia de que la Iglesia era el Reino de Dios en la Tierra, y que debía proceder como había sido con Israel en el Antiguo Testamento. Los Anabautistas discrepaban fuertemente con la persecución a aquellos que creían en forma diferente, y estaban convencidos de que la Iglesia y el Estado no se mezclaban - ellos no creían que la Iglesia era el reino prometido en el Antiguo Testamento, pero si creían en un futuro reino teocrático. Por eso fueron perseguidos por las demás corrientes reformistas y muchos de ellos fueron muertos -pero Dios preservó el movimiento.

Sin conseguir destruir el Protestantismo, el enemigo aún estaba determinado a librarse del verdadero evangelio, de la creencia que la Biblia era la revelación inspirada de Dios a los hombres, y de la esperanza de un reino teocrático futuro que traería bendiciones a los hombres. Por eso, él desencadenó una serie de movimientos que acabarían por generar la apostasía, no sólo afectando el mundo exterior, sino mucho del propio Protestantismo, internamente:


El Racionalismo fue un movimiento intelectual de fines del siglo XVII, que enfatizaba el uso de la razón y de los sentidos- en detrimento de la revelación divina- como clave para descubrir la verdad.

Los hombres comenzaron a visualizar el universo como una máquina que funciona por la via de las leyes naturales y no por la providencia e intervención divinas. En la medida en que las religiones cristianas crecían, algunos pensadores comenzaron a buscar una religión natural que sería común a todos los hombres, fuera de la Biblia y de la Iglesia.

Casi al mismo tiempo que el Racionalismo, surgió el Empirismo que postulaba que la verdad solamente puede ser probada por la via del "método científico"(tests repetidos, observados p/sentidos humanos). Al final del siglo XVII, surgió en Inglaterra una religión- El Deismo que afirmó que el universo es gobernado por las leyes naturales (Racionalismo)-sin intervención divina-pero que el origen del universo no puede ser explicado sin Dios. Resultado: Dios creó el mundo y se alejó!

Conclusiones que esto generó:

1. No hay revelación sobrenatural para el hombre.
2. Los milagros no existen,
3. La Biblia no es un libro inspirado sobrenaturalmente, y
4. El Señor Jesucristo no era Dios encarnado en forma humana. Por eso, ignoró el problema del pecado: el hombre es esencialmente bueno y perfectible.

Nuevamente, surgió la contraposición divina:

1. El continuo testimonio a favor del reino de Dios en Alemania. Dios se contrapuso para preservar un testimonio en la forma del movimiento Pietista. Las personas se reunían para estudiar la Biblia y orar, lo que dio origen a la Iglesia Moravia.

2. En Inglaterra, Dios hizo lo mismo a través del Reavivamiento Wesleyano, que dio origen al Metodismo. Inglaterra estaba pobre, llena de corrupción, sin esperanza, con buena parte de la población entregada al alcoholismo. A través de los hermanos Wesley, Dios sacó a Inglaterra del borde del abismo y levantó a aquel país. . . hasta los historiadores seculares afirman esto.

3. En los Estados Unidos, Dios se valió del lº Gran Avivamiento, a través de hombres como Jonathan Edwards e George Whitfield, para preservar viva la llama del testimonio bíblico. Esto trajo nuevamente el interés por las cosas espirituales, se involucraron los laicos, la exigencia de que los miembros de las Iglesias tenían que se regenerados, el resurgimiento de las esperanzas en un reino teocrático futuro, siendo que la resolución religiosa y moral se volvieron a intensificar.

Durante el final del siglo XVIII e inicio del siglo XIX, a través del cimiento de la apostasía moderna erigido encima del Racionalismo, Empirismo y Deismo, Satanás comenzó a contruir una superestructura, a través de:

1. Inmanuel Kant (1724-1804), quien afirmó que el conocimiento es limitado al universo que el hombre percibe (el concepto de Dios y de cosas espirituales pasó a ser visto como derivado de la experiencia moral y diaria del hombre). Con esto él aniquiló la creencia de que la Biblia es la revelación especial de Dios al hombre. Ahí vino:

2. G.W.F.Hegel (1770-1831), quien concluyó que la esencia del Cristianismo reside en sus grandes ideas y no en los eventos históricos que las generaron. Ya que esas grandes ideas vienen de la Biblia, la precisión histórica de ella es irrelevante. Para Hegel la inerrancia de la Biblia no era esencial al verdadero Cristianismo.

3. Frederick Schleiermacher (1768-1834), quien propuso que la religión es "una relación con Dios experimentada en un momento", por lo tanto los patrones de conducta y la doctrina no son importantes. La Biblia, en lugar de ser un libro de instrucción divinamente inspirado, sería mera interpretación humana de la experiencia religiosa. (La Biblia, por lo tanto, no sería la autoridad final de fe y práctica; la experiencia de la religión vivenciada por el hombre pasaría a ejercer ese papel).

Estas nuevas filosofías, acerca de la autoridad religiosa y del significado de la revelación hicieron posible el desarrollo del Criticismo Destructivo. La Biblia pasó a ser vista por estudiosos como un libro cualquiera (conteniendo leyendas, ficción, errores y contradicciones). Relatos como el de la creación, el del diluvio y el surgimiento de Israel, comenzaron a ser cuestionados. Algunos concluyeron que los evangelios no siempre presentan el relato exacto del verdadero Jesús, por lo tanto, sería necesario "distinguir las palabras y el carácter de Jesús de las interpretaciones que la iglesia, más tarde, le atribuyó a Jesús y a Su Obra."Profecías (previsión del futuro) y milagros fueron descartados o interpretados a la luz del pensamiento del siglo XIX.

Importante: Satanás dirigió su ataque a las Escrituras para desacreditarlas, principalmente en lo que se refiere a los relatos de su propio origen y del origen del hombre, la primera promesa de su caída y de la venida del Redentor, las profecías de la derrota satánica y el establecimiento del reino teocrático, y los poderes milagrosos del Redentor para destruir el reino de Satanás y establecer el Reino de Dios.

A causa del gran desarrollo científico, de los inventos, de la revolución industrial, surgieron nuevas y promisorias perspectivas de abundancia material. Satanás usó esta herramienta (conocida como el Comercio) para que el hombre se dejara absorber por lo temporal y se olvidara de Dios. . . fue el principio de la "sociedad de consumo". -

El Comercio trajo injusticia social, explotación. Karl Marx, entonces, escribió el "Manifiesto Comunista" (1848) y "El Capital"(1867), demostrando creer que:

1. La historia es controlada por factores económicos y marcada por conflictos de clases, mismo hasta dentro de la religión,

2. Que el concepto de castigo y recompensa es idea del Capitalismo, por eso "la religión es el opio de los pueblos"

El Comunismo:

1. Desencadenó la guerra contra la Biblia, contra la creencia en Dios, contra la vida después de la muerte, contra los conceptos del pecado e contra los absolutos morales revelados por Dios;
2. Sustituyó eso por el ateísmo materialista y la esperanza de una utopía creada por el hombre en la tierra. Satanás, por lo tanto, a través del Comunismo, consiguió no sólo un enemigo para el Cristianismo, sino también una falsa esperanza para sustituir la creencia en un reino teocrático futuro.

Con la publicación de "El Origen de las Especies" (1859), Darwin convulsionó al mundo científico y religioso de su época, proveyendo evidencias de una evolución gradual de los seres vivientes a partir de formas más simples hasta las más complejas. Se valió de los procesos de la selección natural y de la sobrevivencia de los más capaces para explicar el origen de la raza humana. Su teoría terminó siendo aplicada a la religión del mismo modo que era aplicada a la biología. El impacto del Evolucionismo fue devastador:

1. Se contrapuso a la afirmación bíblica de que el hombre es fruto de un acto directo, especial y creativo de Dios;
2. Desacreditó la influencia judeo-cristiana sobre la historia humana;
3. Generó una redefinición del pecado: el remanente de la naturaleza animal del hombre;
4. Esto llevó a nuevas concepciones de la redención.Ya no había más necesidad de un Redentor muriendo para pagar la pena del pecado del hombre; por lo tanto, el Señor Jesucristo no fue un Redentor que efectuó una redención vicaria. La redención equivaldría a la reeducación del hombre para vencer sus instintos animales.
5. El Cristianismo, la Biblia y el concepto de Dios fueron vistos como desarrollos de la conciencia religiosa del hombre y no como verdades absolutas contra el error;
6. Ya que la religión es un estado de continuo desarrollo, no pueden existir absolutos morales que puedan ser indefinidamente impuestos a los hombres.

La nueva contraposición de Dios: mientras Satanás atacaba con filosofías vanas: el criticismo destructivo, el comercio, el comunismo, el evolucionismo, Dios se contrapuso a través de un ferviente testimonio de los creyentes:

1. Hubo actividad misionera sin precedentes: juntas misioneras (Inglaterra/EE.UU) enviando misioneros a la India, Africa, China, etc., época de hombres tales como Guillermo Carey, Adoniran Hudson, David Livingstone y Hudson Taylor.

2. El 2º Gran Avivamiento en los EE.UU. con el surgimiento de seminarios como el de Princeton. El surgimiento de evangelistas como Finney, Moody y Torrey.

Sucedieron conversiones en masa, retornó la preocupación por la vida espiritual, las iglesias se vigorizaron nuevamente, surgieron las reformas humanitarias como la abolición de la esclavitud, se intensificó la acción social, la renovación moral y el compromiso con las misiones.

Durante la última mitad del siglo XIX, la filosofía de Ritschl comenzó a trabajar en el pensamiento cristiano. Albert Ritschl (1822-1889) estuvo de acuerdo con Schlleirmacher en que toda creencia religiosa se fundamenta en la experiencia religiosa, y también con Kant en que la experiencia religiosa es esencialmente moral en su naturaleza. Por esto, dijo que el Cristianismo no es una doctrina; es en lugar de eso, en su totalidad, la práctica del día-a-día. El enfatizó el amor de Dios en detrimento de Su justicia y santidad, negando la ira divina (rechazó el pecado original y el castigo de los perdidos).

El creía que el objetivo de la religión es la victoria del hombre sobre su esclavitud a su propia naturaleza.

Esto fue el punto de partida para el Evangelio Social.

Satanás tuvo éxito al hacer que el Protestantismo se volviera apóstata mediante filosofías y movimientos del siglo XIX.

Se inició el Protestantismo Liberal el cual se extendió hasta las primeras décadas de este siglo. Se desarrolló como una especie de "respuesta Protestante" a las tendencias de los pensamientos científicos, filosóficos, económicos y políticos del siglo XIX. Para los liberales, era necesario reinterpretar el evangelio para poder presentarlo al mundo de la época.

Los principios del Protestantismo Liberal fueron:

1. Se caracterizó por una mente abierta y tolerante para con aquellas nuevas formas de pensamiento y para con otros grupos dentro de la cristiandad; las diferencias teológicas y denominacionales fueron consideradas insignificantes;
2. Fue marcado por el método científico como camino para la verdad, tanto en el mundo material como en el criticismo bíblico y en la historia de la religión;
3. Fue intolerante para con el dogmatismo; hubo escepticismo en cuanto a la obtención del conocimiento inequívoco de la última realidad;
4. Tendió a enfatizar similitudes y a no considerar diferencias, por ejemplo, entre religiones cristianas y no cristianas. Enfatizaron la inmanencia de Dios para eliminar diferencias entre lo sobrenatural y lo natural, entre Dios y el hombre;
5. Se creyó en el perfeccionamiento del hombre, se puso gran confianza en el progreso de la raza humana;
6. Se volvió enfático en la autoridad del individuo, en la experiencia religiosa en detrimento de las autoridades de la Iglesia y de la autoridad de la Biblia;
7. Enfatizó el ejemplo y las enseñanzas éticas del Señor Jesucristo como centrales de todo;
8. Fue antagónico a muchas creencias tradicionales del Protestantismo, considerándolas innecesarias, para acomodarse al conocimiento y a los caminos nuevos;
9. Fue impregnado del idealismo social, la iglesia tenía que ser responsable de enderezar las injusticias sociales y ajustar la estructura social al ideal del reino de Dios en la tierra.

El Protestantismo
liberal desarrolló su propia teología, con un énfasis tan fuerte en la inmanencia de Dios, que Dios(que sabemos que es Infinito y Perfecto) y el mundo (que sabemos que es finito y corrupto) se volvieron uno solo. El hombre pasó a tener un destello de divinidad en él; no hubo caída del hombre o culpa heredada; el hombre fue visto como esencialmente bueno.


Desapareció la clara distinción entre la iglesia y el mundo, no estimándose necesaria la iglesia organizada. Rechazó el concepto del castigo eterno y se destacó la realización ahora y no en el futuro. Y ya que Dios está en todo, puede ser conocido en toda y cualquier experiencia. En lo que a Cristo se refiere, fue apenas un hombre, pasible a error; pero que elevó a la humanidad al máximo permitiendo Dios ser supremamente inmanente en El; no fue el Redentor pintado por Pablo, sino el Gran Profesor de ética; la conversión se tornó innecesaria. Ya que todos nacen con Dios dentro de sí, la conversión equivalía a enseñarle a un niño a comportarse como Cristo.

En conclusión, ya que Dios es inmanente en cada ser humano, la mayor fuente de autoridad (en cuanto a fe y práctica) es la razón, la conciencia y la intuición de cada uno. No hay autoridad para mí a menos que sea personalmente relevante.

Se anularon, por lo tanto, los absolutos de la fe y de la práctica delante de los cuales todos somos responsables.

A pesar de las injusticias sociales que creó el Comercio, junto con los progresos de la ciencia, el concepto del progreso evolutivo y la idea del perfeccionamiento del hombre (venida del Protestantismo Liberal), todo esto patrocinó una onda de optimismo, lo que generó la creencia de que una transformación de la sociedad era posible. La predicación se tornó tan enfática hacia el cambio social que pasó a ser conocida con el nombre de "Evangelio Social". Los liberales comenzaron a predicar que la primera preocupación de la iglesia debía ser con este mundo, el énfasis en la salvación del individuo cambió para ser la salvación de la sociedad (lo contrario a lo que sucedió con la Reforma, pues la Iglesia Romana hablaba de la salvación colectiva). La reconstrucción de ese orden social sería posible conforme a las enseñanzas éticas de Jesús. En términos de teología, la inmanencia de Dios fue la base para la unidad social: Dios es inmanente en todos, es Padre de todos y todos somos hermanos. La obra redentora de Cristo pasó a ser vista como una batalla contra la hipocresía y el fraude religiosos, contra el poder político, contra la injusticia, contra el militarismo y contra el desdén clasista, todo bien presente en aquella época.

Satanás consiguió, de este modo, pervertir el verdadero evangelio y evitar que buena parte del Protestantismo predicase el verdadero evangelio.


La historia de la guerra entre Dios y Satanás

por Eros Pasquín
(Segunda parte)

La contraposición divina:

Mientras que el liberalismo y el evangelio social impregnaban al Protestantismo, Dios impidió la apostasía completa preservando Su testimonio en el mundo a través de campañas evangelísticas de Moody, Torrey, Billy Sunday, quienes ofrecían conferencias bíblicas y proféticas en un sinnúmeros de lugares diferentes y simultáneos. Mientras varias escuelas teológicas se volvían liberales, Dios levantaba otras. Ejemplo de esto fue el surgimiento, en los EE.UU., de las llamadas Escuelas Bíblicas en ciudades importantes como Nueva York, Chicago, Boston, Los Angeles y Filadelfia. Igualmente, surgieron Facultades Cristianas y Seminarios. En Brasil, las denominaciones llamadas históricas, comenzaban a hacerse presentes con fervor evangelístico, a pesar de las dificultades de locomoción.

En 1909, dos laicos cristianos financiaron la publicación de una colección de volúmenes llamada de "Los Principios Fundamentales", con centenares de miles de ejemplares enviados para los obreros en todo el mundo, de ahí surge el término "Fundamentalistas".

Hacia el final del siglo XIX y principios del siglo XX, nació un movimiento que apuntaba hacia la unidad del Protestantismo. ¿Por qué?

1. Había el contraste entre las divisiones existentes y las afirmaciones bíblicas sobre la unidad.
2. El liberalismo dejó de hacer énfasis en la importancia de la teología;
3. Había el deseo de acabar con la confusión y la duplicación de esfuerzos causada por las divisiones en los campos misioneros;
4. Los adeptos del evangelio social querían que la Cristiandad expresara, de forma unida, la preocupación acerca de las cuestiones éticas y sociales del mundo de entonces;
5. Varios movimientos juveniles y estudiantiles manifestaron repudio por las diferencias que dividían a la Cristiandad.

Como resultado del nacimiento del Movimiento Ecuménico, surgió el Concilio Federal de las Iglesias, en los EE.UU. en 1908, una manera de hacer "el medio campo" entre las denominaciones y facilitar la cooperación en los campos misioneros. Al principio el énfasis estaba sobre la cooperación interdenominacional en escala mundial, y no sobre un órgano de unión de todos los demás.

Los grandes errores de la 1ª Guerra Mundial alejaron el concepto del perfeccionamiento del hombre (del evangelio social) y el optimismo del Protestantismo Liberal. La guerra demostró que la corrupción, y no la supuesta inherente bondad del hombre, marcaba la realidad. En 1918, nació un nuevo movimiento teológico en Europa occidental, que se expandió hacia los EE.UU. y penetró en el pensamiento Protestante hasta la post-guerra (2ª Guerra Mundial) que comenzó criticando las falacias de la teología liberal. Mientras tanto:

1. Aceptó algunos conceptos del existencialismo;
2. Puso énfasis en la soberanía, trascendencia, ira y juicio de Dios, así como también en Su misericordia y amor (afirmando que Dios es infinitamente superior y supremo sobre el mundo, contraponiéndose al concepto de la inmanencia de Dios);
3. Enfatizó que Cristo fue más que un mero hombre -era Dios viniendo al hombre- verdaderamente Dios y verdaderamente hombre;
4. Enfatizó la pecaminosidad humana y de todo movimiento humano, acentuó que el pecado está tan arraigado en el hombre que solamente un acto redentivo de Dios podría vencerlo;
5. Destacó que la autoridad final de la fe y la práctica no es la experiencia religiosa;
6. Concluyó que aunque la iglesia esté obligada a hablar acerca de las injusticias sociales y del orden social , no se puede convertir, progresivamente, en el reino de Dios en la tierra.

Estas afirmaciones eran tan parecidas a la ortodoxia que el movimiento llegó a ser conocido como la nueva ortodoxia o Neo-ortodoxia.

Aunque en el lenguaje era parecida con la ortodoxia, en su esencia, difería mucho:

1. En cuanto a la revelación de Dios, declaró que la Biblia no era la autoridad final de fe y práctica. La Palabra de Dios para un individuo es lo que Dios acostumbra a decirle a ese individuo personalmente. Si Dios habla a alguien a través de la Biblia, entonces aquel pasaje se convierte en Palabra de Dios para aquella persona. También quiere decir que si alguien quisiera aprender algo de Dios a través de la naturaleza, no podría a menos que Dios le hablara personalmente a él por medio de la naturaleza. Para la neo-ortodoxia, no hay revelación objetiva de Dios en la Biblia o en la naturaleza;
2. Creía que el original de las Escrituras contenía errores;
3. Afirmó que los relatos de la Creación, Caída y Juicio Final no son eventos históricos, sino mitos o formas simbólicas de presentar verdades que pueden ser expresadas de otra forma.

La caída es apartarse de Dios, que está presente en cada vida y acción humana;

4) Dijo que el reino de Dios será establecido por el propio Dios y que ese establecimiento tendrá lugar al fin de la historia. La idea bíblica de un reino teocrático, futuro es simbólica es la forma de Dios prometernos la victoria final sobre el mal al fin de la historia.

Aunque la neo-ortodoxia se haya opuesto a varias tendencias liberales, insistió en continuar en varias otras. El hecho de utilizar terminología bíblica para expresar conceptos no bíblicos convirtió a sus enseñanzas en una herramienta aún más engañosa que el liberalismo, en la guerra satánica contra el reino de Dios.

Satanás percibió que para establecer la forma visible y permanente de su reino en este mundo era induciendo al hombre a negar la existencia de su archienemigo -DIOS-

A partir del Racionalismo se extendió y giró en esta dirección:

1. El racionalismo popularizó la idea de que el mundo funciona naturalmente, sin la intervención divina;
2. El empirismo descartó la creencia en verdades nacidas de la revelación de Dios.
3. El deismo negó la existencia de toda suerte de revelación especial en este mundo;
4. Kant afirmó que no puede haber conocimiento de Dios a través de la revelación;
5. Hegel levantó dudas sobre la autenticidad e historicidad del relato de las acciones de Dios en este mundo (la Biblia);
6. Schleiermacher colocó la autoridad de la fe y la práctica en la experiencia (y no en la revelación divina);
7. El criticismo destructivo rechazó a la Biblia como la revelación infalible, inerrante y sobrenatural de Dios al hombre;
8. El comercio, quitó de la mente del hombre a Dios y de las cosas espirituales y la focalizó en las cosas materiales de esta vida;
9. El comunismo pintó la creencia en Dios como nociva al hombre;
10. El evolucionismo, en su forma más pura, negó la existencia de un Dios personal para explicar la existencia del hombre y su mundo;
11. Ritschl, colocó la autoridad final en la experiencia, en vez de en la revelación;
12. Las proezas de la ciencia le dieron al hombre autoconfianza para creer que puede resolver sus problemas sin la ayuda de Dios;
13. El Protestantismo Liberal llegó casi a igualar a Dios con la naturaleza;
14. El Evangelio Social, declaró que el hombre podría establecer el reino de Dios en la tierra sin la intervención sobrenatural de Dios;
15. La Neo-Ortodoxia enseñó que no existe forma para el hombre de aprender acerca de Dios.

A través de estos movimientos y filosofías, Satanás continuaba devorando los órganos vitales de la creencia en un Dios personal a través del cáncer de la incredulidad. La enfermedad permaneció camuflada mientras tanto, hasta el tiempo de la 1ª Guerra Mundial. El hombre aún tenía una costra exterior intacta: a pesar de que continuaba practicando un culto externo, en la práctica, procedía como si Dios no existiese.

Satanás usó los trágicos eventos del siglo XX para ir desgastando la costra exterior del hombre sacando a luz su descreimiento en un Dios personal:

1. Las brutalidades de la guerra moderna (1ª Guerra Mundial);
2. El fiasco de la Liga de las Naciones para mantener la paz
3. Las dificultades de la depresión financiera de las décadas de los años 20 y 30;
4. La aniquilación sistemática de 6,000.000 de judíos por el Nazismo;
5. La muerte masiva y la destrucción de la 2ª Guerra Mundial;
6. La amenaza de la aniquilación de la humanidad a través de un holocausto nuclear;
7. Las injusticias del racismo;
8. El asesinato repudiable de líderes claves en el mundo,
9. La frustración de guerras como las de Corea, Vietnam, del interminable conflicto del Oriente Medio, de las guerras étnicas de África y de la ex Yugoslavia;
10. Las perspectivas atemorizantes de la contaminación ambiental y de la explosión demográfica;
11. La lucha contra el SIDA y otros virus, sin perspectivas de solución definitiva. . .

. . . Todo esto ha llevado al hombre a la conclusión de que él está solo en su propio estado Y ya que rechazó el testimonio bíblico acerca de su situación que fue generada por su propia rebelión contra Dios, él no comprende las cosas y concluye que todo es porque no existe un Dios personal, Bueno y Soberano. Por esto el hombre moderno se limita al aspecto material de las cosas, y se dice que la idea de un Dios personal está fallada, muerta.

¿Cuáles fueron los resultados a la negación de la existencia de un Dios personal que pasaron a quedar cada día más evidentes?

1. Una actitud profundamente arraigada de desesperación en las artes, en la literatura, en la música, en la filosofía y en la teología.

La
negación de un Dios personal que controla la historia y la dirige hacia un final feliz, llevó al hombre a la conclusión de que no existe un propósito inteligente de bien para la historia.


El materialismo y la ciencia no lograron un sustituto satisfactorio para un Dios personal -un sustituto que le diese significado a la vida y diese consuelo ante el miedo a la muerte. Para el hombre todo parece obra de la casualidad, no hay razón para la vida. Y como reacción a esa desesperación, él busca alivio en medios vanos tales como: el alcoholismo, el materialismo, el constante entretenimiento, la fornicación, el adulterio, la homosexualidad, el lesbianismo, las drogas, la astrología, el espiritismo, el culto a Satanás, la hechicería, el esoterismo, el misticismo oriental, el culto a los ángeles y otras falsas religiones. Al percibir que todo esto es insignificante, con frecuencia comenten suicidio.

2. Un clamor creciente por revolución, especialmente entre los jóvenes; el joven de hoy interpreta los terribles sufrimientos y las tendencias siniestras de este siglo como una señal de que el mismo se dirige hacia la destrucción final. Y ya que fue condicionado a rechazar a un Ser Supremo, concluye que no existe un Dios bueno, personal y soberano que pueda intervenir en la aniquilación de la humanidad. Por esto, cree que la única salida sea un cambio radical en el presente orden social. . . entonces clama por revolución: manifiesta contra la contaminación ambiental, la guerra, la injusticia, contra los gobiernos que buscan con diligencia nuevas armas de guerra y contra las industrias que las producen y contaminan el medio ambiente. Los jóvenes se sienten tan desesperados por la preservación de la especie humana, que si los métodos pacíficos fallaran, optarían por la violencia.

Los
jóvenes de Corea de Sur son un buen ejemplo de esto y recientemente, los de Indonesia depusieron a su dictador.


3. Un doloroso abismo generacional como respuesta a su propia desesperación, las generaciones más viejas sustituyeron a Dios por sus realizaciones materiales. Creen que el presente orden social debe ser mantenido porque les fue propicio para lograr las ganancias que obtuvieron, por eso vislumbran el ataque de los jóvenes al orden actual como un ataque a la seguridad que ellos poseen, por eso claman por la ley y el orden. Mientras el joven cree en la preservación de la humanidad por medio de un cambio radical del presente orden, el adulto está convencido que el camino para la estabilidad es el mantenimiento del status quo, y en el medio permanecen los que no saben qué creer.

4. La negación de la existencia de absolutos morales que "prenden" a todos los hombres

Ya que no existe un Dios personal, que le haya revelado al hombre cómo es que El quiere que viva, que lo hace responsable de sus acciones, y que lo juzgará en el futuro, no existe un patrón de moralidad al cual la humanidad se tenga que ajustar. El patrón tradicional que conocemos fue elaborado por el hombre, entonces, ¿quién tiene derecho a decir que éste o aquel patrón es el correcto?

La moral, entonces, es relativa y no absoluta -relativa a la actitud del individuo y a la circunstancia en que este se encuentra.

De ahí surgió la así llamada nueva moralidad, la filosofía playboy, enseguida después de la segunda mitad de este siglo, y la ética situacional, más recientemente, que están sustituyendo los antiguos patrones. Como consecuencia de haber desechado la revelación bíblica de Dios, el hombre desechó los absolutos morales de Dios contenidos en esa revelación y como resultado, aunque Dios condene severamente todo o cualquier tipo de relación sexual fuera del marco del matrimonio, la homosexualidad, el lesbianismo, el divorcio y el recasamiento, el alcoholismo, los asesinatos, el lenguaje obsceno, el nudismo público, el vestir indecorosamente, el robo y la mentira, el ser humano no sólo niega que estas cosas estén mal, sino que también presiona a la sociedad para que apruebe cosas tales como la obscenidad, el homosexualismo, el uso abierto de las drogas, el aborto y hasta la extinción de la pena capital (Génesis 9:6/Romanos 12:4).

Hay quienes se atreven a llamar como experiencias sexuales ilícitas y pervertidas lo que es una experiencia sagrada. La permisividad y la falta de disciplina están a la orden del día.

Por haber desechado a Dios, el hombre perdió su dignidad (Romanos1:18-32), y mientras alaba su "libertad" moral, se convierte en esclavo de su propia concupiscencia.

5. Hay un creciente espíritu de anarquía y falta de respeto a las leyes establecidas.

El hombre está cansado de las exigencias a que se ha visto sometido él y su conducta y ya que no existe un Ser Superior que le haya establecido normas, ningún ser humano o institución humana tendrá derecho de decirle lo que tiene que hacer. Cada individuo hace lo que bien le parece.
Charles Darwin declaró:

"El hombre que no tiene una creencia presente y segura de la existencia de un Dios personal o de la existencia de una recompensa futura, podrá tener por regla de vida, hasta donde yo puedo vislumbrar, el dejarse llevar por sus impulsos e instintos más fuertes o los que a él le parezcan son los mejores"

("El Significado de la Evolución" G.G.Simpson pág.344).

Hoy el hombre parece un niño mimado que, si no obtiene aquello que desea, se tira en el piso y patalea. Los gobiernos ven que sus leyes son deliberadamente violadas y atacadas. Las instituciones educacionales más liberales, ven que sus instalaciones son irónicamente destruídas por alumnos revoltosos. Las instituciones, en general, se sienten presionadas a perder progresivamente su estructura.

6. Hay una tendencia declarada de querer anular los papeles y las apariencias externas que distinguen a los sexos ordenados por Dios (1 Corintios 11:2-15; Efesios 5:22-33).

Ya que no hay un Dios personal, las distinciones hechas son sólo obra humana para mantener a la mujer en sujeción —de ahí el énfasis, por ejemplo, en el Movimiento de Liberación Femenina.-

7. Existe un creciente deseo de querer anular a las propias instituciones ordenadas por Dios para el bien del hombre.

Ya que el hombre desecha a Dios y Su Revelación bíblica, este llega a la conclusión de que el gobierno, el matrimonio y la iglesia no pasan de ser instituciones establecidas por hombres de otras épocas. El propio hecho de que esas instituciones son parte del presente orden social que parece amenazar la existencia del hombre, y el hecho de que ellas restringen su conducta moral y sus deseos, impulsa a una creciente porción de la humanidad a desecharlas como irrelevantes para el día de hoy.

El blanco especial a que esas personas apuntan son las iglesias que creen en un Dios personal, en la inspiración divina y en la inerrancia de la Biblia, en la sumisión a las autoridades superiores y en los absolutos morales divinamente revelados.

8. La creciente convicción de que el objetivo del hombre debe ser la unidad.

Para
salvarse el hombre piensa que precisa unirse con otros en una comunidad humana - de ahí el movimiento mundial en dirección hacia un gobierno único y una iglesia o religión mundial (Nueva Era). Todas las diferencias de opinión que dividen deben ser abolidas. Ya que no existe un Dios personal y jamás hubo una revelación de la verdad teológica, todos los dogmas son humanos y por eso, relativos - el hombre tiene el deber y el derecho de abolirlos con vistas a la unidad.


Así fue que se creo el organismo llamado "Las Naciones Unidas" y la búsqueda de una unidad europea (occidental) está bastante avanzada. En términos religiosos, el movimiento ecuménico pasó de ser una entidad de cooperación interdenominacional, a ser una organización aglutinadora de todo, en un solo cuerpo. De ahí la creación del Concilio Mundial de Iglesias, en 1948, primero de denominaciones Protestantes, después con la Iglesia Ortodoxa y ahora con el Catolicismo Romano... todo apuntando a la formación de una iglesia mundial... algunos sueñan con la unión de todas las religiones.-

La otra tendencia de este movimiento es el énfasis en temas tales como la paz, el amor y la hermandad de los hombres... sólo que divorciados de Dios que es la fuente del verdadero amor: el resultado es un falso y perverso amor.

9. Hay una tendencia de hacer de Jesucristo un símbolo humanista con miras de sustentar la búsqueda de la unidad y del cambio radical del orden social. Ya que Jesús era hombre, y fue el más perfecto de todos, con mucha compasión por las personas, El es el símbolo ideal para la preocupación humana por lo social. Jesús es entonces pintado como un revolucionario, que entrenó a otros y luchó contra el status quo de sus días. Su muerte es vista como un ejemplo de lo que el orden establecido hace con los que se le oponen - y siguen el "ejemplo" de El luchando contra el orden establecido hoy.

10. Existe el crecimiento de una actitud religiosa (panteísta) que deifica al hombre. El hombre tiene una necesidad inherente de adorar a alguna cosa, y ya que desechó al Dios personal, lo que le resta es el mundo material, de lo cual él es la mejor expresión.

Paul Tillich, conocido teólogo (y por muchos respetado), desechó la idea de un Dios personal, y afirmó que El es un Campo y una Fuente impersonal de Ser - Fuente de la cual todo existe y depende.

("Las raíces de la Teología Radical" John Charles Cooper, pág.128) . Y de acuerdo con otros teólogos (y los defensores de la Nueva Era) el hombre se está convirtiendo en Dios a través del proceso evolutivo.

11. Existe una negación infantil e ingenua de la naturaleza pecaminosa del hombre.

Ya que no existe un Dios personal, jamás hubo rebelión del hombre contra El - la caída del hombre es un mito - por lo tanto, no hubo un momento en la historia en que el hombre haya recibido una naturaleza corrupta. En lugar de eso, el hombre posee instintos de las formas inferiores de vida que, en la medida que evoluciona . . . se puede esperar que el hombre mejore.

La negación de la existencia de esa naturaleza pecaminosa lo ha llevado a la falsa conclusión de que la humanidad puede vivir unida sin guerra, injusticia e hipocresía religiosa, si hubiera un cambio radical en el orden social... y cree piadosamente que si una nación depusiera las armas, todas las demás lo harán.

La negación humana de la existencia de un Dios personal no es "algo pequeño" -ha generado resultados tremendos. Lo trágico es que el hombre cree que está siguiendo una sabiduría superior al manifestar esta negación. (1 Corintios 1:21), pero en sí lo que está es enceguecido por Satanás, el dios de este siglo (2 Corintios 4:4). Y es muy probable que Satanás esté usando los resultados de esa negación del hombre para preparar al mundo para su futura tentativa de establecer su forma política y visible de gobierno en la tierra.

 

 

 
  Hoy habia 2 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=